Después de un año y tres meses cerrado por el Covid-19 y con el semáforo epidemiológico verde en la capital del país, el Centro Deportivo Olímpico Mexicano abrirá este jueves sus puertas a los deportistas, entrenadores y grupos multidisciplinarios, bajo un estricto protocolo sanitario que comenzó ayer con la aplicación de pruebas PCR y antígenos para el personal del Comité Olímpico Mexicano y trabajadores, así como la desinfección en las instalaciones. “Estamos listos para recibir de nueva cuenta a atletas de las distintas disciplinas deportivas con miras a su participación en los Juegos Olímpicos”, sostuvo Carlos Padilla Becerra, presidente del COM, en un comunicado.

Publicidad