Durante el partido de la Sub 17 entre Chivas y Lobos BUAP sucedió unpenal que seguramente le dará la vuelta al mundo.

La suerte estaba con Diego Campillo y fue el encargado de tirar al arco desde los once pasos.

Al momento de disparar, el balón se fue directo al travesaño y salió para arriba sin salir del terreno de juego. 

Anuncios

El balón increíblemente regresó y se incrustó en la portería mientras el portero de Lobos ya estaba en otra cosa. 

Chivas se impuso 4-2 en la tanda de penales, pero previamente en el tiempo regular se impusieron 6-1 a los poblanos

Publicidad