A día de hoy, hay un equipo que se ha ganado por derecho propio el ser máximo favorito a ganar la Champions League.

Se trata del Manchester City, al que esta temporada Guardiola ha convertido en una máquina de ganar casi perfecta.

De la Premier ya ni hablamos, pues salvo hundimiento la tiene sentenciada. Es líder y saca 10 puntos al United.

La racha se extiende a la FA Cup y a la Carabao, competición donde ya está en la final. En total, los citizens acumulan 26 partidos seguidos sin perder, después de sumar ayer ante el Borussia Monchengladbach una nueva victoria en la ida de octavos en Champions (0-2). Pero es que la cosa va a más.

Te puede interesar: Cristiano Ronaldo ha empeorado a la Juventus: Cassano

Son 19 triunfos seguidos los que acumula el equipo mancuniano, 12 de ellos en la Premier. Por el camino ha goleado sin paliativos a rivales de la talla de Chelsea (1-3), Liverpool (1-4), Everton (1-3), Tottenham (3-0) o Arsenal (1-4). En definitiva, una máquina absoluta de ganar que ya hace tiempo que da miedo en todo el continente.

Guardiola ha conseguido engranar a la perfección esas piezas que tanto afinaban, pero que por un motivo u otro siempre acababan pinchando. Es verdad que aún estamos en febrero y pueden pasar muchas cosas, pero el nivel físico y de juego de su equipo ahora mismo es simplemente extraordinario. Y una de las claves está en la mejoría defensiva.

En los 26 partidos de esta racha, el Manchester City apenas ha recibido 8 goles. Es decir, se necesitan más de 3 encuentros para marcarle un gol. En Champions sólo les pudo marcar el Oporto (antes de esta racha), y es que a Ederson apenas le han hecho 6 disparos en los 6 partidos de Champions que ha disputado hasta el momento.

Si es capaz de mantener este rigor táctico, ese nivel físico y esa capacidad de juego que siempre ha maravillado en los equipos de Guardiola, no cabe duda de que el Manchester City está en una temporada irrepetible.

Publicidad