Los equipos de la Concacaf hicieron su debut en el Mundial de Qatar 2022. Los cuatro representantes de Centroamérica y Norteamérica dejaron varios sinsabores durante su primer partido en la tierra qatarí: dos equipos empataron y otros dos cayeron frente a sus rivales europeos.

Nunca ha existido duda alguna de que los equipos europeos sean totalmente superiores a las selecciones de este lado del globo. Sin embargo, hay registros de algunas sorpresas en los Mundiales que hacen soñar a todos con estar entre los mejores. No obstante, apenas con el inicio de esta Copa Mundial, se demuestra todo lo contrario.

Estados Unidos, México, Costa Rica y Canadá fueron los representantes en esta ocasión. El conjunto de las Barras y las Estrellas fue el primero en aparecer en la justa mundialista. A pesar de ir ganando al inicio con Gales, no pudo soportar la presión y terminó por empatar a un tanto.

Anuncios

Un día más tarde, tocó el turno a la Selección Mexicana. El conjunto tricolor parecía ser el que peor jugaría y que no conseguiría ningún punto. A la postre, el equipo mexicano desarrolló un buen futbol contra su similar de Polonia, pero en ningún momento pudo dar el golpe de autoridad y terminó rescatando un punto. El panorama se le complica con los rivales que le toca enfrentar.

Te puede interesar1-2. Japón silencia a Alemania y firma otra campanada

Un día después se presentaron a escena Costa Rica y Canadá. El equipo tico simplemente fue una vergüenza en su presentación. El equipo dirigido por Luis Fernando Suárez se convirtió rápidamente en el peor equipo del Mundial. Costa Rica fue goleado 7-0 por España, sin dar respuesta ni el mínimo esfuerzo por revertir la hecatombe.

Por otro lado, el equipo de la hoja de Maple tampoco pudo revertir el marcador de 1-0 que Bélgica le proporcionó. A pesar de haber sido superior a los belgas en gran parte del cotejo, Canadá terminó cayendo en su presentación.

Muchos destacan las participaciones de Qatar, Irán o Túnez, equipos que regularmente nunca ganan siquiera un punto en sus acciones en los Mundiales, pero las selecciones de la Concacaf no están tan alejadas del mismo panorama. En toda la historia, el máximo escenario al que han llegado los equipos de esta confederación han sido a los cuartos de final: México en 1986, Estados Unidos en Corea-Japón 2002 y Costa Rica en Brasil 2014. Más allá de eso, nunca ha pasado algo trascendente con ellos. La idea de poder coronarse campeones en algún momento, nunca ha sido opción.