Gareth Bale le solicitó a su representante, Jonathan Barnett, que le busque acomodo para el siguiente mercado de invierno, según información de Marca. El atacante no está muy contento con las decisiones que Zinedine Zidane ha tenido con él, por lo que desde ya, busca un nuevo destino.

Las opciones no son muy alentadoras, ya que pocos equipos podrían pagar los 17 millones de euros netos anuales que recibe en el Real Madrid. 

El técnico francés ya había dejado fuera de la convocatoria a Bale en pretemporada, y después, contra Brujas en la Champions League. El estratega mencionó que “tenía molestias musculares y no lo quería arriesgar”.

Publicidad