La emoción volvió a la Fórmula 1 después de mucho tiempo. Es que el GP de Austria fue, sin dudas, la mejor carrera de la temporada 2019 de la Máxima gracias a un piloto: el holandés Max Verstappen (Red Bull), quien tras una mala largada se recuperó para lograr su sexta victoria en la especialidad.

Publicidad