Continuará desfilando en la tierra batida, pero hay un matiz: esta temporada, Roger Federer lo hará solo sobre la de París. En dirección a los 39 años –los cumplirá el próximo verano, el 8 de agosto–, el suizo cuida milimétricamente su calendario y curso a curso va readaptándolo. Y, esta vez, dado lo que se viene por delante y que al depósito se le va agotando lógicamente la gasolina, él y su equipo han llegado a la conclusión de que conviene ahorrar esfuerzos durante la primavera porque al deseo de reconquistar su jardín de Wimbledon se añade en este 2020 el de los Juegos Olímpicos de Tokio.

De esta forma, Federer competirá únicamente en Roland Garros, prescindiendo de otras citas de la gira de arcilla como Madrid o Roma, donde sí jugó el año pasado. Así se lo ha transmitido a la agencia Reuters su agente, el estadounidense Tony Godsick, confirmando el runrún que sonaba estos últimos días y que el propio tenista alimentó la semana pasada en Johannesburgo, donde disputó una exhibición benéfica (Match for Africa) ante 50.000 espectadores junto a Rafael Nadal: “Dentro de poco, tendremos un largo periodo sin viajes”.

Residente en Dubái, el campeón de 20 grandes quiere invertir más tiempo junto a su mujer y sus cuatro hijos, a la vez que pretende dosificarse al máximo para llegar fresco al tramo en el que abordará sus dos grandes objetivos de este año. Por eso, Federer no intervendrá en ningún evento previo a Roland Garros, repitiendo la misma fórmula que empleó de cara al Open de Australia, donde aterrizó sin haber jugado un solo partido oficial, cediendo luego en las semifinales del primer major.

La temporada pasada, el de Basilea sí participó en el grande francés, apostando por la Caja Mágica y el Foro Itálico como lanzadera, pero en los tres años anteriores no lo hizo –en 2016, forzado por una intervención quirúrgica en la rodilla derecha, y en 2017 y 2018 por decisión estratégica– para concentrar su energía en otros territorios más factibles de conquistar. Prudente, Federer optó por descansar tras la gira norteamericana de marzo y volverá a ejecutar el plan, por lo que no competirá oficialmente en casi dos meses.

Su presente remite inmediatamente a Dubái, donde defenderá el título y 500 puntos la próxima semana (del 24 al 29 de febrero), y hará escalas en Indian Wells (12-22 de marzo) y Miami (del 25 al 5 de abril); entre estos dos últimos eventos se desplazará a Bogotá para cerrar una exhibición aplazada en diciembre, y posteriormente desembarcará en la arena de Roland Garros, del 24 de mayo al 7 de junio y donde defiende las semifinales alcanzadas en 2019, con el trasfondo del pulso histórico a tres con Nadal (19 grandes) y Novak Djokovic (17).

Publicidad