El encuentro Dinamarca-Finlandia, correspondiente a la primera jornada del grupo B de la Eurocopa, fue suspendido casi una hora tras el desvanecimiento del jugador Christian Eriksen a los 43 minutos.

Sin embargo, tras haber sostenido reuniones con ambos equipos, se determinó que el encuentro se reanudara una hora después.

Tras la emergencia, la UEFA, aseguró que el jugador fue trasladado al hospital y se encontraba ya estabilizado.

Eriksen cayó al césped, sin motivo aparente, sin conocimiento, y, tras varios minutos en los que precisó asistencia médica urgente y se le practicó masaje cardíaco, fue retirado del terreno de juego en camilla rodeado por los jugadores daneses.

La UEFA emitió un comunicado en el que informó de que el partido “ha sido suspendido debido a una emergencia médica”.

Te puede interesar: Ucrania desafía a la UEFA con un lema nacionalista en el uniforme de su selección

Cuando Eriksen se desvaneció, sus compañeros corrieron rápidamente hacia la zona donde se encontraba y llamaron a las asistencias médicas, mientras formaban un círculo alrededor para tapar al centrocampista del Inter de Milán.

Durante los 10 minutos que Eriksen permaneció sobre el césped, se vio a varios compañeros y a jugadores de Finlandia llorando, también a parte del público, en medio del silencio, solo alterado por algún aplauso y algún grito de apoyo al jugador.

Minutos después del retiro de Eriksen y de que jugadores y técnicos de ambos equipos abandonasen el campo rumbo a vestidores, el sonido del estadio pidió a los espectadores que permanecieran en sus sitios hasta nuevo aviso.

El resultado del partido en el momento de la suspensión era de empate a cero, en una primera parte de claro dominio danés.

Tras el incidente, el encuentro se reanudó, jugándose los últimos minutos de la primera parte y el segundo tiempo.

Finalmente, Finlandia venció a Dinamarca con un marcador de un gol a cero.

Publicidad