José de la Mata, juez de la Audiencia Nacional, ordenó la apertura del juicio oral contra Neymar Da Silva Santos y sus padres; Josep María Bartomeu, presidente del FC Barcelona; Sandro Rosell, expresidente del equipo; el FC Barcelona; Santos Futbol Club y otros dos directivos de este club.

El juicio se abrirá por delitos de corrupción en los negocios y estafa impropia en la contratación del delantero. La Fiscalía pide dos años de cárcel para Neymar.

Se trata de la causa abierta como consecuencia de la querella interpuesta por el fondo brasileño DIS, que poseía el 40 por ciento de los derechos del atacante brasileño, mismo que se consideró estafado al comprobar que el Barcelona amañó los datos de la contratación.

DIS también se queja que el equipo español inventó contratos para no pagarle la parte que le correspondía. El Barça ya ha sido condenado por la consecuente estafa a Hacienda.

Neymar, su familia, el FC Barcelona y el Santos FC, equipo de procedencia del brasileño, se concertaron en 2011 para ocultar el costo real del fichaje, que fue de 81 millones 71 mil euros y no de los 57 millones 100 mil declarados. Con esto se confabuló la estafa al fondo DIS, que debía cobrar el 40 por ciento del traspaso de los derechos federativos del atacante.

El FC Barcelona también engañó a DIS el 11 de diciembre de 2012 ya que cuando pagó un anticipo de 10 millones de euros por Neymar, el club escribió una carta al fondo brasileño aclarando que “no estaba en negociaciones, ni tiene suscrito ningún contrato o preacuerdo con el Santos FC para el traspaso o cesión del citado jugador”.

Por su parte, la Fiscalía pide dos años de cárcel para Neymar, así como una multa de 10 millones de euros y cinco años de cárcel para Sandro Rosell, expresidente del FC Barcelona.

El DIS reclama ocho años de cárcel para el presidente actual del Barça, Jose María Bartomeu y para Rosell.

Publicidad