El presidente del Real Madrid y de la recién creada Superliga, Florentino Pérez, continúa defendiendo el proyecto e insistiendo en que sigue en pie y ha asegurado que los clubes fundadores “no pueden salirse” por más deseos o presiones que existan.

En una entrevista otorgada al diario deportivo español As, Pérez corroboró que hay complicaciones legales detrás del éxodo de nueve de los doce equipos que conforman la iniciativa, puesto que existe un contrato vinculante firmado cuyo incumplimiento conllevaría penalizaciones.

“No voy a ponerme a explicar ahora lo que es un contrato vinculante. Pero vamos, los clubes no pueden salirse. Algunos, por las presiones, han tenido que decir que se van. Pero este proyecto u otro muy parecido saldrá adelante, y espero que pronto”, declaró.

Te puede interesar: Abandono de Monte Albán y de Atzompa se debió al “estrés” del Estado zapoteco en el periodo Clásico Tardío

En este contexto, el empresario y abogado reitera que “la sociedad existe y los socios que componen la Superliga también” y ha explicado que en este momento todos los involucrados se han dado “unas semanas de reflexión” y “si hay que cambiar algo se hará”. Explica que la idea se pensó para sacar de la crisis al fútbol, agravada por la pandemia, y recuperar el “interés de los aficionados”. “No sé, pero algo hay que hacer porque la juventud, entre los 14 y 24 años, está abandonando el fútbol porque les aburre frente a otros entretenimientos que prefieren. Hay 4.000 millones de fans del fútbol repartidos por todo el mundo y la mitad de ellos son fanáticos de los clubes de la Superliga”, argumenta.

Acerca de las principales críticas contra la Superliga, Peréz negó que sea un plan excluyente, que no se base en los méritos deportivos, y que vaya en contra de las ligas. El objetivo es que “fluya más dinero para todo el fútbol”, que este deporte se adapte a la “época en que vivimos” y darles “más interés a los partidos”, cuenta. “Si hay partidos más interesantes y competitivos entrará más dinero en el fútbol. Y eso será para todos, no solo para unos pocos, porque las ligas nacionales valdrán mucho más. Y además tenemos cantidades importantes para la solidaridad, que es un pilar muy importante del proyecto”, justifica.
Las amenazas de la UEFA “van contra la libre competencia”

Estas declaraciones se conocen un día después de que el presidente de UEFA, Alexander Ceferin, volviera a señalar que los clubes aferrados al nuevo torneo deberán cambiar de opinión o enfrentar la expulsión de la Liga de Campeones. Al respecto, el dirigente español recordó que existe una medida cautelar que impide a la UEFA y a la FIFA adoptar cualquier medida o acción que impida la preparación de la Superliga o que sancione a sus equipos. “Esa sentencia acaba con el monopolio de la UEFA. Pero pese a que se emitió el martes, su presidente insistió el miércoles en sus amenazas. Son actos que van contra la libre competencia en la Unión Europea, y eso es algo muy serio”, dijo.

“El presidente de la UEFA ha tenido un comportamiento muy poco saludable, y más desde la presidencia de una institución que defiende el fútbol y sus valores. Todo lo que ha pasado ha sido lamentable, con insultos y amenazas. Nos ha sorprendido su violencia”, insiste Florentino.

Para concluir, el presidente de la Superliga volvió a admitir que no le convence el nuevo formato de la Liga de Campeones que propuso la UEFA a partir del 2024. En su opinión, “no lo entiende nadie” y nadie puede esperar tres años. “O ponemos remedio antes o estamos arruinados todos los clubes. Aquí habrá una sublevación de los equipos según vayan quebrando, porque solo aguantarán los que son de un Estado o de un dueño multimillonario”, finalizó.

Publicidad