Alfredo Castillo, titular de la Conade durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, fue inhabilitado por la Secretaría de la Función Pública durante los siguientes diez años debido a que omitió declarar seis cuentas bancarias.

La SFP informó en un comunicado que Castillo omitió declarar cuentas de él y de su cónyuge con 18.3 millones de pesos.

Por esta razón no podrá desempeñar empleos, cargos o comisiones en el servicio público.

Anuncios

Al respecto, la titular de la SFP, Irma Eréndira Sandoval, señaló que la declaración patrimonial es una cuestión ética de todos los funcionarios.

Te puede interesar: Un año sin Kobe Bryant

“La nueva ética pública que está construyendo el gobierno de México se basa en la probidad, en la transparencia y en la estricta legalidad, y por ello los altos funcionarios debemos cumplir nuestras obligaciones, como la declaración de situación patrimonial, con el más alto estándar”, señaló Irma Eréndira Sandoval, titular de la SFP.

En el comunicado se especifica que el exfuncionario federal incurrió en una falta a la Ley Federal de Responsabilidades. “Dicha omisión constituye una violación al artículo 8 de la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, vigente al momento de los hechos, que establecía la obligatoriedad de presentar con oportunidad y veracidad las declaraciones de situación patrimonial”, precisó el comunicado SFP.

¿Cuándo dirigió Castillo a Conade? Tres meses después de haber sido Comisionado para la Seguridad y Desarrollo Integral en el Estado de Michoacán, Alfredo Castillo fue nombrado titular de la Comisión de Cultura Física y Deporte (Conade).

Su trabajo consistió en tomar las riendas del deporte mexicano rumbo a las principales competencias internacionales, los Juegos Panamericanos de Toronto en 2015 y los Juegos Olímpicos de Río 2016 en Brasil. Una de sus primeras declaraciones fue pedirle a los atletas que denunciaran los abusos de los federativos.

Publicidad