Italia y Austria se vieron las caras en los octavos de final de la Eurocopa 2020 en Wembley, Londres.

En la primera mitad fueron los italianos los que tomaron el control del partido, con dos llegadas de peligro (Nicolo Barella y Ciro Immobile).

Sin embargo, los austriacos se adueñaron del complemento y estuvieron cerca de eliminar a los favoritos.

Al minuto 65 Marko Arnautović logró el gol, pero fue anulado por fuera de lugar tras revisión del VAR.

Te puede interesar: Reflexionan en el Munal sobre el acercamiento del arte a personas sordociegas

Federico Chiesa abrió el marcador en los primeros minutos del primer tiempo extra con un zurdazo y Matteo Pessina convirtió el segundo con un riflazo dentro del área.

Cuando parecía que el encuentro estaba sentenciado, apareció Saša Kalajdžić aventándose de palomita tras un tiro de esquina y romper la marca de Italia sin gol recibido.

Los dirigidos por Roberto Mancini se clasificó a los cuartos de final y espera al vencedor de la llave entre Bélgica-Portugal.

Publicidad