Un grupo de ocho judocas mexicanos llegó ayer domingo a Tokio para arrancar un campamento de 15 días como parte de un convenio de colaboración con México y las autoridades deportivas de esa nación.

Los judocas, entre ellos, Melanie Bolaños y David Gómez, arrancó el campamento de preparación rumbo a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y tras su llegada a la capital japonesa, se trasladarán a la ciudad de Hatsukaichi.

La estadía de los competidores se da gracias al convenio que firmaron el año pasado el Comité Olímpico Mexicano (COM) y la Prefectura de Hiroshima.

Lo que llegaron a la nación asiática, además de Bolaños y Gómez, son Daniela Rodríguez, Paulina Martínez, Priscila Martínez, Moisés Rosado, Óscar Villarreal, Alexis Esquivel y David Gómez, junto con los entrenadores Héctor Popocatl (femenil) y Daniel López (varonil).

La delegación de judo es la primera que toma el campamento y trabajará en el Centro Deportivo Hatsukaichi, donde se cuenta con áreas médica, entrenamiento, vestidores, sauna, alberca y pista para correr.

En este sentido, el director técnico de la Federación Mexicana de Judo, Germán Ayala, informó que los deportistas permanecerán 15 días, y aprovecharán al máximo la preparación y se podría trabajar con atletas de ese país.

Esta concentración también servirá como parte del desarrollo para el Campeonato Panamericano de la especialidad en San José, Costa Rica, del 21 al 23 de este mes.

Publicidad