Pese a que ya pasó casi medio año desde que Veracruz fue desafiliado de la Liga MX, los problemas en el entorno del equipo continúan debido a que varios jugadores aún siguen sin recibir el pago de los adeudos.

Te puede interesar: Veracruz, en la mira del Sevilla

En diciembre, se tomó la determinación de desafiliar a Veracruz y la Federación Mexicana de Futbol se comprometió a saldar la deuda que tenía el club con futbolistas y trabajadores, algo que no ha sucedido hasta el momento.

Según revela el periodista Ignacio Suárez, los Tiburones Rojos estaban asegurados con la empresa Sofimex S.A, con la cual habían contratado una fianza de cinco millones de dólares, misma que es requisito para jugar en la Liga MX.

La FMF, como beneficiaria, únicamente tenía que presentar un reclamo en tiempo y forma a la empresa para que se diera un dictamen en su favor y así pudiera repartir el dinero entre el personal de Veracruz, algo que hasta el momento, no ha ocurrido.

Publicidad