A los Golden State ya no les duele lo duro, sino lo tupido. Y es que parece que nada les saldrá bien la próxima temporada. Luego de que San Francisco le negara el permiso para que haya gente en el estadio durante sus juegos de local, se confirmó que Klay Thompson se perderá la siguiente temporada debido a una lesión.

Desde el pasado miércoles, los rumores sobre una lesión en el mejor compañero de Stephen Curry se comenzaron a propagar como el fuego y tristesmente para Warriors son ciertos y graves.

Fue a través de las redes sociales que Golden State confirmpo que Klay Thompson estará fuera de combate todo el año que viene en la NBA.

“Klay Thompson sufrió un desgarro en el tendón de Aquiles derecho, según confirmó hoy una resonancia magnética en Los Ángeles. Thompson sufrió la lesión en un entrenamiento ayer en el sur de California. Se espera que se pierda la temporada 2020-21″, señaló el equipo.

El tendón de Aquiles es una zona que suele dar mucho problemas a los basquetbolistas debido al gran esfuerzo que imprimen en cada acarreo, salto o incluso en cada aterrizaje, luego de volar hacia el tablero.

Para Klay Thompson, esta lesión es doblemente dolorosa, pues lo alejará de toda actividad por segundo año consecutivo, ya que la temporada que recién terminó tampoco jugó debido a una lesión en el juego seis de la temporada anterior.

Publicidad