La Justicia española desestimó este viernes una denuncia contra el futbolista argentino Lionel Messi y la fundación que lleva su nombre, en una causa por presunto fraude fiscal, estafa y blanqueo de dinero, informó la agencia EFE.

“No se ha acreditado la existencia de actuación delictiva alguna por parte de los denunciados”, señaló en su sentencia el Juzgado de Instrucción número 3 de Madrid, que llevó adelante el caso. La denuncia señalaba que Messi utilizaba la fundación para “desviar y ocultar fondos” con la finalidad de defraudar impuestos.

Asimismo, tras una investigación que llevó dos años, la Fiscalía sostuvo que “no se ha acreditado la utilización de cuentas bancarias en las que se oculte al verdadero propietario último de los bienes ni se han utilizado conceptos que no se correspondieran con la realidad”.

La acusación había sido presentada por Federico Rettori, un argentino que asegura haber trabajado en la organización benéfica, pero que, según la Justicia, solo aportó a la causa “datos de escasa fiabilidad”.

Te puede interesar: El róver Curiosity descubre lo que habría acabado con los posibles signos de vida en la superficie de Marte y creado nuevos hábitats bajo el suelo

Rettori había presentado otro requerimiento judicial por el mismo tema, en 2019, que tampoco prosperó.

La Audiencia Nacional, un alto tribunal con sede en Madrid que tiene jurisdicción en todo el territorio español, estableció que “en realidad el denunciante (Rettori) no mantuvo relación laboral” alguna en la organización del astro que se desempeña en el Barcelona FC y de su familia, que también fue investigada.

Según surge de la investigación judicial, Rettori presidía una asociación llamada ‘El Buen Camino’, que recibió de la Fundación Messi un total de 150.000 euros (177.000 dólares) entre 2014 y 2015.

El dinero estaba destinado a llevar adelante un programa contra la mortalidad infantil en Sierra Leona, proyecto que quedó trunco debido a la epidemia de ébola en ese país.

Publicidad