El inglés Lewis Hamilton –que el domingo perderá cinco puestos en parrilla, por cambiar la cámara de combustión del motor de su Mercedes- saldrá primero este sábado en la calificación para el Gran Premio de Brasil (denominado GP de Sao Paulo este año), que, por tercera vez este curso, se resolverá con una prueba esprint, con un recorrido de unos 100 kilómetros.

El siete veces campeón mundial inglés dominó la sesión que ordenó la parrilla de la calificación de este sábado, sobre un tercio del recorrido de la carrera del domingo y que, aparte de ordenar la formación ‘real’ del Gran Premio, otorgará tres, dos y un puntos a los primeros tres. Hamilton saldrá justo delante del neerlandés Max Verstappen (Red Bull), líder del Mundial -con 19 puntos más que él-, mientras que en la segunda fila arrancarán los ‘escuderos’ de los candidatos: el finés Valtteri Bottas arrancará tercero y el mexicano Sergio Pérez, cuarto. Los españoles Carlos Sainz (Ferrari) y Fernando Alonso (Alpine) lo harán desde la sexta y la décima plazas.

Hamilton, que aún aspira a un inédito octavo título mundial, marcó el mejor tiempo en las tres rondas de la cronometrada, disputada como si de una calificación ‘al uso’ se tratara, con la salvedad de que en todo momento se debía rodar con neumático de compuesto blando.

Anuncios

Te puede interesar: Xavi Hernández es nombrado nuevo entrenador del F.C. Barcelona

En la Q3, el astro inglés cubrió los 4.309 metros del circuito de Interlagos en un minuto, siete segundos y 934 milésimas, 438 menos que Verstappen. ‘Checo’, que viene de lograr, en casa, su decimoquinto podio en la F1 -el tercero seguido- se quedó a 549 milésimas del capitán de Mercedes y a sólo 14 de su lugarteniente finés, que saldrá tercero.

Sainz, que regresa a la pista en la que festejó el primero de sus cinco podios en la categoría reina, se quedó a poco menos de nueve décimas del excéntrico y espectacular campeón de Stevenage; y arrancará sexto: cuatro puestos por delante de Alonso (Alpine), que giró a un segundo y 179 milésimas de Hamilton.

Por la mañana, Hamilton ya había sido, con blandos, el más rápido en el primer entrenamiento libre, en el que había aventajado en 367 milésimas a la joven estrella neerlandesa, que tras ganar en México llegó a Brasil con 19 puntos de ventaja y ya piensa abiertamente en el título.

Prueba de ello es que Verstappen, nueve veces victorioso este año, admite que, en caso de coronarse, el año próximo rodaría con el ‘1’, en lugar del ’33’ en su Red Bull.

‘Checo’, cuarto en el Mundial -a 20 puntos de Bottas- y primer mexicano en subir al podio en el Gran Premio de su país, había sido tercero en el primer ensayo, a cuatro décimas de ‘Sir Lewis’.

Sainz -sexto en el certamen- y Alonso -décimo- se habían registrado sexto y noveno en el primer acto, en el que el talentoso piloto madrileño se quedó a poco más de un segundo de Hamilton y el doble campeón mundial asturiano -que reservó todo su neumático blando, único admitido en la crono de este viernes- a algo más de un segundo y una décima.

El canadiense Lance Stroll (Aston Martin) y el inglés George Russell (Williams) -que el año que viene será compañero de Hamilton en Mercedes- quedaron fuera, a las primeras de cambio, en la primera ronda (Q1) de la ‘pre-calificación’, cuyo mejor tiempo marcó el séptuple campeón mundial inglés, por delante de su colega finés Valtteri Bottas.

El francés Esteban Ocon, compañero de Alonso en Alpine cayó en la Q2; en la que también quedaron fuera el finlandés Kimi Raikkonen (Alfa Romeo), el último campeón del mundo de Ferrari (en 2007) y el cuádruple campeón mundial alemán Sebastian Vettel, que ganó sus títulos con Red Bull (2010-13) y que ahora pilota en Aston Martin.

Hamilton volvió a dominar ronda, bajando el crono a 1:08.386; de nuevo por delante de Bottas, antes del acto decisivo de la cronometrada de este viernes, que acabó con cielo gris oscuro, 15 grados centígrados ambientales y 24 en pista.

El británico, de 36 años mejoró aún su registro en el último intento, en el que fue el único que bajó del minuto y ocho segundos; ‘colocándole’ más de cuatro décimos al piloto doce años menor que él que le pretende destronar.

De tal forma, se anuncian nuevas tensiones con miras a la prueba sprint de este sábado. Un formato que se emplea por tercera vez y que se estrenó este año en Siverstone (Inglaterra), donde, al igual que en Monza (Italia), se impuso Verstappen.

En ambas ocasiones, él y Hamilton acabaron chocando entre sí en la carrera del domingo. A falta de cuatro carreras para el cierre de Abu Dabi (12 de diciembre), la emoción sigue por todo lo alto en el Mundial más reñido de los últimos años.

Publicidad