El año está por expirar. La NFL vive su temporada número 100, pero incluso antes de que la campaña arrancara en septiembre la liga había vivido momentos que modificaron profundamente el panorama de los emparrillados profesionales en Norteamérica.

En este conteo, enumeramos los momentos más importantes que vivió la NFL en 2019, ya sea porque modificaron los libros de récords, terminaron por hacer realidad dinastías, fueron el tema de discusión o incluso por la crudeza de las acciones.

New England Patriots

Anuncios

El 3 de febrero de 2019, en el Mercedes-Benz Stadium de Atlanta, Patriots y Rams se batieron por segunda ocasión en la historia para conocer al campeón de la NFL (en 2001 se enfrentaron en el Super Bowl XXXVI).

Un duelo ríspido que terminó con marcador de 13-3 (el más bajo en la historia del Súper Domingo) vio consagrarse al equipo de la AFC Este por sexta ocasión, igualando lo conseguido por Steelers. Pero a diferencia del equipo de Pittsburgh, que tardó 34 años en conseguir la media docena de trofeos Vince Lombardi, New England lo hizo en tan solo 18 años y de la mano de Bill Belichick y Tom Brady.

 Drew Brees

El mariscal de campo es una verdadera historia de superación. Tomado en la segunda ronda del draft de 2001 por Chargers, Brees decidió emigrar a NOLA en 2006 tras una lesión en el hombro que para muchos representaba el ocaso prematuro de su carrera.

No obstante, 13 años después se mantiene en la liga y es el pasador más prolífico que ha pasado por la NFL. Esta campaña dio prueba de esto al conseguir 544 pases de touchdown y en la semana 15 rompió la marca de más envíos a las diagonales en la historia de la liga, el cual pertenecía a Peyton Manning (539).

Rob Gronkowski

Este año la fiesta se despidió del football. Después de conseguir el título con Patriots en febrero, el tight end Rob Gronkowski decidió ponerle punto final a su carrera a los 30 años de edad (aunque con tres anillos de campeón).

El egresado de Arizona optó por no seguir jugando ya que desde 2010, año en que fue reclutado por New England en la segunda ronda del draft, una infinidad de lesiones que mermaron poco a poco su salud.

Andrew Luck

Pero el retiro de ‘Gronk’ no fue el único que sacudió a la NFL este año. El 24 de agosto, a tan solo 12 días del inicio de la campaña regular, Andrew Luck también optó por el retiro.

El mariscal de campo egresado de Stanford, eligió no seguir jugando a pesar de contar con tan solo 29 años ya que en sus siete años de carrera, las lesiones lo asolaron de tal manera que terminaron por disminuir su salud mental.

Steelers y Browns

A pesar de que en los años recientes, la rivalidad entre Pittsburgh y Baltimore ha robado protagonismo en la AFC Norte, el verdadero odio deportivo en dicha división (antes el centro de la Conferencia Americana) se vive entre Steelers y Browns.

Y en la semana 11 añadieron una nueva página a la larga lista de conflictos. Cuando el duelo entre ambas franquicias celebrado en el FirstEnergy Stadium llegaba a su fin con victoria para Browns, Myles Garrett y Mason Rudolph se enfrascaron en una pelea que terminó con el defensivo de Browns golpeando al pasador con un casco en la cabeza.

 Lamar Jackson

En enero de 2019, durante la Ronda de Comodín de la AFC, Chargers dieron una cátedra de football y en el M&T Bank Stadium maniataron a Lamar Jackson y Ravens. Lo que parecía dejar en evidencia todas los defectos del pasador novato, solo sirvió para despertar a la verdadera bestia ofensiva.

En la presente campaña, el egresado de Louisville se encargó de mostrar toda su capacidad y destrozó el récord de Michael Vick de más yardas terrestres para un pasador durante una campaña, le dio a Ravens la mejor marca de toda la NFL (14-2) y todo apunta a que será nombrado el MVP de la temporada.

Julio Jones

A pesar de ser un wide receiver con un talento inconmensurable, Julio Jones ha vivido a la sombra de otros receptores más mediáticos como Antonio Brown u Odell Beckham Jr.

No obstante, Jones se ha encargado de seguir sumando yardas y escalando posiciones como uno de los jugadores históricos de la NFL en su posición. Y precisamente durante la semana 16, el WR llegó a las 12 mil yardas en 125 juegos, siendo el más rápido en llegar a dicha cifra (17 encuentros menos que Jerry Rice).

Oakland Raiders

En 1960, Raiders llegaron al panorama del football profesional defendiendo el área de la Bahía, lugar donde echaron raíces y formaron una de las aficiones más fieles de la NFL (a pesar de una estancia de 13 años en Los Angeles entre 1982 y 1994).

Sin embargo, la organización de la familia Davis finalmente ha decidido dejar Oakland para siempre y mudarse a Las Vegas. En la semana 15, recibieron a Jaguars en el ‘Hoyo Negro’, aunque fueron derrotados dejando la triste postal de los aficionados arrojando basura al terreno de juego tras el encuentro.

Minshew Mania

En la agencia libre, Jaguars firmaron un acuerdo de cuatro años y 88 millones de dólares con Nick Foles, quien prometía ser el paliativo para una ofensiva que carecía de un pasador decente.

No obstante, el MVP del Super Bowl LII quedó corto por una lesión e inconsistentes actuaciones, lo que le abrió la puerta a Gardner Minshew, novato reclutado en la sexta ronda del draft, y quien parece que será la nueva cara de la franquicia de Florida, dejando una disputa millonaria con Foles de por medio.

Dolphins y Jets

Las campañas de New York y Miami no fueron trascendentales en lo absoluto. Mientras Jets firmaron a Le’Veon Bell (quien quedó a deber), Dolphins se desprendieron de varias figuras para acrecentar su capital de cara al draft de 2020.

Incluso así pudieron inscribir sus nombres en la historia de la liga. En la semana 14, ambos equipos se combinaron para marcar 10 goles de campo, la mayor cantidad lograda en un juego de campaña regular.

Publicidad