Durante el triunfo del Barcelona 5-2 ante el Betis en el Camp Nou, hay una imagen que le dio la vuelta al mundo: Luis Suárez burlándose de uno de los hijos de Lionel Messi.

Ambos jugadores están lesionados, por lo que no fueron convocados para el cotejo ante el cuadro verdiblanco, en el que militan los mexicanos Andrés Guardado y Diego Lainez.

Todo lo ocurrido en el terreno de juego pasó a segundo plano con lo vivido en las gradas, donde Mateo, el segundo hijo de Messi, se emocionó más de la cuenta durante un ataque azulgrana ante la meta visitante; el pequeño gritó gol con todas sus fuerzas… ¡pero el balón no había entrado!, por lo que Luis Suárez, sentado junto a él, se burló de forma “descarada” ante las risas de todos los presentes.

El video generó confusión en redes sociales, pues mucha gente pensaba que Mateo había celebrado un gol del Betis; sin embargo, al ver el alcance de la imagen, se aclaró que había gritado en una jugada fallida del Barcelona que no terminó en anotación.

El video está cerca de llegar a las 10 millones de reproducciones en todo el planeta.

Publicidad