La cerrada lucha que hay entre Atlético de Madrid, Barcelona y Real Madrid por la punta de LaLiga hizo que el equipo catalán corriera el riesgo mayúsculo de no contar con Lionel Messi para el Clásico del próximo 10 de abril, lo cual habría sucedido con solo recibir una tarjeta amarilla. 

El argentino llegó al encuentro ante Valladolid con cuatro amarillas acumuladas al igual que Frenkie de Jong, por lo que una tarjeta más los habría sacado del partido más importante de la temporada, un riesgo que eludió de gran manera, a pesar de que sintió la persecución del silbante Jaime Latre. 

Te puede interesar: Juegos Olímpicos: ¿Es Tokio 2020 o Tokio 2021 y por qué?

Justo al acabar la primera parte, las cámaras mostraron el momento en el que Messi charló con Carles Naval, delegado del Barcelona, en el que señalaba lo cerca que estaba el silbante de su labor, deseoso de mostrarle la preventiva. “Tiene unas ganas de sacarme una tarjeta… buff, increíble”, señaló Messi a Naval. 

Barcelona logró sacar el triunfo de 1-0 que lo coloca en segundo puesto de la tabla con 65 puntos, uno menos que el Atleti y dos más que Real.  

Publicidad