La estrella del F.C. Barcelona, Lionel Messi, se ha negado a celebrar los 200 millones de seguidores en Instagram y en su lugar decidió visibilizar el problema del abuso y el acoso en Internet.

“Elevemos nuestra voz para detener el abuso en las redes sociales”, escribió el delantero argentino en su cuenta de Instagram. “Da igual si somos anónimos, famosos, deportistas, árbitros o seguidores de un juego, incluso alguien ajeno a todo esto, da igual la raza, religión, ideología o género… Nadie se merece ser maltratado ni insultado”, añadió.

Te puede interesar: Liga española: puntea el Atleti; el Madrid, a depender del Barça

El mensaje acompaña una foto del futbolista con el ‘hashtag’ “Detén el abuso en línea” (Stop online abuse, en inglés). Messi espera que todas las personas que lo “acompañan”, “se pudieran convertir en los 200 millones de motivos que existen para hacer de las redes un lugar seguro y de respeto”.

Por otro lado, el futbolista felicitó y mostró su apoyo a las organizaciones deportivas británicas que buscan boicotear las plataformas de redes sociales y presionar a empresas como Twitter, Facebook e Instagram para aumentar sus esfuerzos contra las actitudes “hostiles”.

“Abrazo grande a todos y felicito a toda la gente del fútbol en Reino Unido por su idea de armar la campaña contra el abuso y la discriminación en redes”, señaló.

Publicidad