Es ahora ¿o nunca? Lionel Messi sabe que es el momento del asalto al mítico Maracaná en esta Copa América-2021, pero Argentina afronta un duro escollo ante Chile en el debut del Grupo A, en el que también inician su andar las devaluadas selecciones de Paraguay y Bolivia.

“Siempre estoy disponible para intentar ser parte de la selección y de dar el máximo porque mi mayor sueño es conseguir un título con la selección argentina. Estuve cerca muchas veces y no se me dio. Intentaré seguir buscándolo hasta que se pueda, hasta que se dé”, dijo el capitán albiceleste en la víspera del choque con Chile en el estadio Olímpico de Rio de Janeiro.

Habitualmente parco para hablar con la prensa, la ‘Pulga’ resumió con inusual entusiasmo su gran cuenta pendiente con la Albiceleste. A un paso de cumplir 34 años, el 24 de junio, ya corre contrarreloj para sacarse el gusto de lograr su primer título con la selección mayor.

“Es el momento de dar un golpe”, sintetizó, enfático, el ídolo argentino.

Messi perdió tres finales de Copa América: en Venezuela-2007 ante su archirrival Brasil, en Chile-2015 frente al anfitrión, un año más tarde en Estados Unidos también contra la Roja, y además cayó en el partido decisivo del Mundial de Brasil-2014, en el que Alemania le frustró el sueño de tomar por asalto el Maracaná.

El verdugo de Argentina en las citas regionales de 2015 y 2016 será una dura prueba para una Albiceleste en plena etapa de renovación. Los históricos Sergio Agüero y Angel Di María aparecen en la banca y jóvenes como Lautaro Martínez, Giovani Lo Celso o Leandro Paredes, intentan consolidarse como titulares en una difícil estructura comandada por Messi.

Bajo la conducción del uruguayo Martín Lasarte, Chile transita un proceso similar al de Argentina, en la búsqueda del recambio de la ‘generación dorada’ que lideran Arturo Vidal y Alexis Sánchez, ausente este lunes por lesión.

— Neymar-Messi, la misma meta –

Pero la competencia para Messi será muy dura en Brasil-2021. Su amigo Neymar persigue la misma meta y ya dio el primer paso con un insulso triunfo 3-0 de la Seleçao ante una Venezuela muy disminuida por el covid-19 y las lesiones, el domingo en la apertura del Grupo B.

Brasil fue campeón en la Copa América-2019 en el Maracaná pero Ney no jugó en todo el torneo por lesión.

Líder cómodo de la clasificatoria sudamericana al Mundial de Catar-2022, el técnico Tite está consolidando un equipo sólido con algunos destellos del tradicional ‘jogo bonito’.

Sin deslumbrar, se llevó un triunfo en Brasilia que sirve para sacarse el lastre del debut, aunque en ningún momento colmó las expectativas de quienes presumían una goleada histórica ante un rival que, ya muy inferior en situación normal, quedó sumamente debilitada por el covid-19. Un día antes del choque con el anfitrión, la vinotinto se vio obligada a llamar de urgencia a 15 jugadores como reemplazo de los contagiados.

— Dar el salto –

Paraguay no discute en la cima sudamericana desde hace varios años y su adversario, Bolivia, pudo sacar la cabeza del pozo en las dos últimas fechas del clasificatorio sudamericano al Mundial de Catar-2022, pero aún está en serio riesgo.

El debut de ambos el lunes en Goiania por el Grupo A marcará la tendencia para dos seleccionados que necesitan revertir su andar intrascendente.

Sin embargo, Bolivia la tendrá aún más cuesta arriba en esta Copa América ya que tres de sus jugadores no identificados oficialmente están afectados por coronavirus.

— ¿Colombia se olvida de James? –

Colombia superó la prueba del debut con un aburrido triunfo 1-0 ante Ecuador en el Grupo B en la cálida Cuiabá y su entrenador, Reinaldo Rueda, sigue tomando oxígeno tras excluir sorpresivamente del seleccionado cafetero al ídolo y capitán James Rodríguez.

Sin James, Rueda logró en la reciente doble jornada de la clasificatoria sudamericana un claro triunfo 3-0 ante Perú en Lima y una remontada con sabor a victoria frente a Argentina por 2-2.

La categoría de Edwin Cardona al minuto 42 le dio el triunfo a una Colombia que no hizo mucho más y deberá pasar a otro nivel si pretende ser monarca en el Maracaná

Ecuador está cayendo en un pozo profundo. El equipo dirigido por el argentino Gustavo Alfaro perdió, con el de este domingo, sus tres partidos en 2021, incluidos los compromisos de la reciente doble fecha del premundial sudamericano, y se encendieron las alarmas.

Publicidad