Un gol y una asistencia de Messi definieron el triunfo 2-0 de Argentina sobre México, que deja al Tri de Gerardo Martino en el último lugar de su grupo, lo obliga a ganar su último partido ante Arabia y a esperar una combinación de resultados para evitar quedar eliminado en la primera ronda en el Mundial.

México modificó su alineación radicalmente: formó una línea de tres centrales al incluir a Araujo, y cambió de lateral derecho, con el ingreso de Kevin Álvarez por Jorge Sánchez.

En el medio campo apareció el capitán Andrés Guardado  para jugar el primer partido de su quinto Mundial en reemplazo de Edson Álvarez junto a Herrera y Chávez, mientras se excluyó al centro delantero, que en el primer juego fue Henry Martín.

Anuncios

El primer acercamiento fue un centro desde la izquierda que buscaron rematar Montes y Moreno en el área, pero el balón solamente cruzó hasta el otro extremo. Fueron 15 minutos sin llegada de Argentina a la portería de Ochoa, y una sensación de dominio de México, con largas rachas de posesión y un juego equilibrado. Lo más importante para el Tri: Messi no tocaba el balón.

TE PUEDE INTERESAR: Catar, primera eliminada de su Mundial

El primer error llegó en el minuto 22, cuando Araujo arriesgó un balón en media cancha y se lanzó sobre Acuña con una barrida temeraria que le costó recibir la primera tarjeta amarilla del partido.

Y la tocó Messi en el 25. Creó la primera de Argentina, que terminó con un mal centro de Montiel. De Paul era el eje por el que pasaban todas las acciones ofensivas de Argentina, y tras varios pases fallados, encontró la manija para buscar más a los ofensivos Lauraro o Di María.

Alexis Vega, el gran referente de México ante Polonia, no apareció en los primeros 30 minutos, mientras Lozano tenía sus característicos duelos físicos con los defensas argentinos, en los que siempre suele ser superado.

Segundo error: Vega se barre innecesariamente y comete falta a De Paul. Le regala a Messi un tiro libre desde la derecha que Leo cobró directo a las manos de Ochoa, para su primera intervención, sin peligro.

Un remate de Lautaro que se fue desviado tras cometer falta a Araujo fue el preludio del primer cambio de México, al relevar al exhausto Guardado por Erick Gutiérrez en el minuto 41, aparentemente por una cuestión física.

El mexicano del PSV provocó de inmediato la primera amarilla para Montiel y recuperó la presión que México había dejado de tener sobre la portería de ‘Dibu’ Martínez, quien atajó de manera espectacular el tiro libre de Alexis Vega.

SEGUNDO ACTO

Tercer error ¿o acierto?: Gutiérrez frena la escapada de Messi afuera del área y recibe la segunda amarilla para México. Un balón inmejorable para Leo, ideal para su perfil, pero el crack la voló.

El juego lo dominaban los defensas, con la fuerza bruta, sin dejar respirar al contrincante, y el balón pasaba de un equipo a otro en espera de algún momento de inspiración de los talentosos, cada vez más lejos de él, agobiados.

Bastaba un instante, un segundo, un parpadeo, un suspiro… En el minuto 64, Messi flotó afuera del área, controló el pase de Di María y disparó de zurda a la misma esquina donde Ochoa detuvo el penal a Lewandowski, pero esta vez su humanidad no reaccionó para detener el balón.

Salió Kevin Álvarez. Ya estaba Raúl Jiménez en la cancha, la ‘gran’ apuesta de Gerardo Martino para este Mundial… Entró Antuna por Alexis Vega. Luego entró Alvarado por ‘Chucky’ Lozano.

Una assitencia de Messi para Enzo Fernández cerró el triunfo de Argentina 2-0 sobre México, que necesitará un triunfo holgado ante Arabia Saudita para aspirar a seguir con vida en el Mundial.

Publicidad