El argentino Antonio Mohamed, entrenador del Monterrey del fútbol mexicano, aceptó este domingo que su mala conducta fue la causa por la que nunca pudo jugar en el fútbol europeo.

“No tuve la conducta para jugar en Europa, pero el nivel sí que lo demostré; fue tal vez cuestión de disciplina porque en la cancha tenía cosas buenas, así que estuve en los juveniles de la selección Argentina y salí campeón en la Copa América del 91 “, dijo.

Mohamed, jugó seis años en la liga argentina con Huracán, Boca Juniors e Independiente, y el resto de su carrera la hizo en México de 1993 a 2003.

Luego, ya de entrenador, tras ganar dos ligas en México y la Copa Sudamericana con Independiente, emprendió aventura con el Celta de Vigo en el 2018, equipo en el que pudo dirigir solo 13 partidos.

“El fútbol de Europa es muy establecido y ordenado, todo está delineado en una cuestión de pasos a seguir. Si se toma una decisión incorrecta es mal vista y eso fue lo que pasó en el Celta, no les gustó la improvisación”, aseveró .

Entre sus proyectos se encuentra la dirección técnica de una selección y suspira porque sea la mexicana o la argentina.

Si me dieran una elección entre dirigir a la selección de México o de Argentina a un club de Europa está claro que tomaría una selección; es uno de los sueños que me falta por cumplir”, señaló.

Te puede interesar: Nueve técnicos sudamericanos, un español y 8 mexicanos dirigirán el Clausura 2020

Mohamed regresó para dirigir en México en octubre de 2019 y en tres meses controlaron el título de liga con el Monterrey. Sin embargo, el torneo de Clausura 2020, detenido por el coronavirus, representa una pesadilla al ser el último en la tabla, aún sin triunfos.

“Nos ha pasado de todo en poco tiempo. Ganamos la liga y fuimos al Mundial de Clubes en un partido memorable al mejor equipo del mundo, el Liverpool. La motivación era una en ese momento, pero cuando volvemos a los torneos locales ya no es la misma emoción. No es excusa y es algo en lo que se debe trabajar “.

El Monterrey del ‘Turco’ Mohamed es uno de los planteles más altos en nómina del fútbol mexicano y la presión de ganar y dar espectáculo sobrevuelan su trabajo.

“Siempre encaro los partidos de manera ofensiva, trato de poner lo mejor que tengo, en mi plantilla tengo buenos jugadores de ataque, pero ahora en el fútbol hay muchas precauciones, con tanta tecnología se cierran los rivales y no dejan jugar”, personalmente.

A pesar del mal paso en la liga, el Monterrey sufrió la final de la Copa MX que disputará ante el Tijuana.

“Ahora estamos peleando la final de la Copa, es un aliciente. El pasado invierno se ganó la liga, entonces evaluaremos en diciembre próximo si debemos continuar o no con este proyecto. Por ahora hay que esperar a que regresemos a la competencia”, concluyó .

Publicidad