Monarcas Morelia dio la primera gran sorpresa en esta liguilla del Apertura 2019 al eliminar por marcador de 2-1  en el duelo de vuelta (4-5 global) al León en su propio estadio.

Los goles de la diferencia fueron obra de Miguel Sansores al minuto 66 y del peruano Edison Flores, al 71; el argentino Ismael Sosa adelantó a los de casa al 51.

Este duelo fue digno de Liguilla, con goles, polémica, pero sobre todo mucha actitud y valor de Morelia que dejó en claro que además de futbol tiene mentalidad, ya que cuando parecía que todo lo tenían en contra, nunca bajaron los brazos para lograr una remontada que raya en lo heroico para colocarse ya dentro de los mejores cuatro de la competencia.

El haber sido incapaz de lograr un resultado positivo en el primer capítulo de esta serie obligó a los michoacanos a buscar el triunfo de manera imperativa, algo a lo que no renunciaron los de Guanajuato que sabían que no podían caer en ningún exceso de confianza.

Muestra de ello fue que la visita empezó a tener más tiempo el balón estuvo cerca de abrir el marcador en el cobro de una falta por izquierda al área donde Mario Osuna se levantó para conectar un cabezazo cruzado que Rodolfo Cota recostó para evitar la caída de su marco.

León respondió con un balón a profundidad para el argentino Ismael Sosa que con la presión de un zaguero sacó un disparo que el guardameta uruguayo Sebastián Sosa achicó perfecto para tapar.

Instantes después, los morelianos tuvieron una clara en un balón filtrado por izquierda para el peruano Edison Flores que intentó levantar ante la salida de Cota que con el rostro alejó el peligro de su meta para irse así al descanso.

En el complemento parecía que todo quedaba liquidado con el gol de Ismael Sosa, quien por derecha aprovechó que Sosa se quiso adelantar al centro para meter un disparo que se coló pegado al primer poste, responsabilidad del “charrúa” al minuto 51.

Monarcas nunca perdió la esperanza y el técnico argentino Pablo Guede ordenó el ingreso de Miguel Sansores que justificó su presencia al lograr el empate al minuto 66.

Todo se originó en un centro largo por derecha a segundo poste donde Sansores apareció atrás de Fernando Navarro para lanzarse de “palomita” y conectar un cabezazo cruzado y dejar sin oportunidad a Cota.

Esta anotación le dio bríos a los michoacanos y desconcertó a los Esmeraldas que vieron como la eliminatoria se les escapaba de las manos con el segundo gol en contra, obra de Flores que en las afueras del área prendió un disparo que alcanzó a rosar el talón de Miguel Herrera Equihua para colarse en el ángulo superior izquierdo al minuto 71.

Necesitado de al menos un tanto, Ignacio Ambriz decidió el ingreso del costarricense Joel Campbell y del argentino Leonardo Ramos, para buscar la paridad y esta legó en tiempo agregado por medio de Mena, sin embargo, la acción fue revisada en el VAR y se anuló porque se determinó que hubo un empujón del ecuatoriano sobre Efraín Velarde.

Todavía José Juan Macías reventó un disparo en el travesaño para darle más dramatismo a este duelo en el que Morelia demostró ser el verdadero “caballo negro” para avanzar a semifinales.

Publicidad