Enriqueta Basilio, la primer mujer en encender un pebetero en los Juegos Olímpicos, murió a los 71 años de edad, según informó el Comité Olímpico Mexicano.

La ex atleta mexicana llevó la antorcha olímpica y encendió el pebetero del Estadio Olímpico Universitario en los Juegos Olímpicos México 1968.

Enriqueta Basilio fue campeona nacional de atletismo en carrera con vallas de 80 metros y llegó a ser considerada como la mejor atleta femenina de su época.

Además, el 25 de febrero de 2008, Basilio recibió la Medalla Olímpica Guatemalteca «en Reconocimiento por su trayectoria como deportista y dirigente», asimismo fue diputada federal en el 2000-2003 por elección plurinominal, por el PRI.

Publicidad