Los dos seguidores del Tri que fueron expulsados del estadio en Sochi, a los pocos minutos del partido de México contra Nueva Zelanda, tendrán que pagar una multa para recupera su Fan ID, para poder salir de Rusia, y no podrán ingresar a ningún otro estadio durante el resto de la Copa Confederaciones, informó el organismo Non Violence.

“No podrán asistir al juego en Kazán (ante Rusia) debido a que su Fan ID fue retirada. Para recuperarla deberán pagar la multa correspondiente y lograr su salida de Rusia sin problema”. En el caso de que los mexicanos sancionados quisieran ir el siguiente año al mundial a Rusia, tendrán que esperar la postura de FIFA, pues el organismo se reserva el derecho de autorizarles entrar a juegos de la Copa Mundial.

“El Fan ID permite a las autoridades mayor control y por ende consecuencia directa sobre aquellos que rompan las normas del convivió en los estadios”, informó Non Violence.

Anuncios

La FIFA, tras una campaña intensa en medios de comunicación y repartiendo volantes informativos entre los aficionados, señaló su “cero tolerancia” contra la violencia, el racismo y cualquier manifestación discriminatoria en los estadios que controlan durante sus torneos.

“Las personas removidas fueron expulsadas de la grada y no se les permitió el reingreso al inmueble. Los oficiales actuaron de manera cortés y sin sobresaltos. Tras la acción (gritarle “puto” al portero neozelandés) identificaron a los individuos y les pidieron salir, siendo escoltados al tiempo que se les informo su falta y el motivo, mismo que fue varias veces mencionado de manera previa”, agregó el encargado de redes sociales del organismo no gubernamental contra la violencia.

Los aficionados mexicanos en cuestión, fueron multados con 4 mil 500 pesos y 15 días de expulsión de cualquier evento deportivo en Rusia.

 

Publicidad