El PGA Tour vuelve a poner en el campo la posibilidad de que sus profesionales jueguen sin público, como una alternativa para reanudar la temporada, luego de la suspensión el 12 de marzo, tras la conclusión de la primera ronda de The Players.

Ese jueves de marzo inició el considerado quinto torneo más importante del golf profesional en el mundo, cuando la pandemia del Covid-19 ya tenía fuerza a nivel mundial y en especial en territorio estadounidense.

Durante la mañana de ese día, el comisionado del PGA Tour, Jay Monahan, anunció que el torneo continuaba el viernes sin público, pero ya en la noche informó la suspensión del mismo y desde entonces se frenó la competencia en este circuito.

El PGA Tour envió ayer un comunicado a los jugadores, del cual golfchannel.com asegura posee una copia, en la que avisa evaluar otras opciones que permita preservar la cantidad máxima de torneos.

Una de esas opciones es que la temporada se puede reanudar con o sin público, así que los jugadores extrañarían el alarido de los miles de aficionados que se dan cita a los campos y ya nadie los acompañaría a sus victorias.

En la misma misiva, la PGA Tour ofrece avisar con tres o cuatro semanas de anticipación, para que los jugadores tengan tiempo de preparación en el campo y, a la vez, programar sus viajes.

Luego de una serie de negociaciones y previsiones de lo que pueda permitir la pandemia del Covid-19, la PGA Tour anunció el lunes pasado un nuevo calendario, en la que aparece la reprogramación del PGA Championship, el US Open y The Masters Augusta National.

De esta forma rescató tres de los cuatro torneos del Grand Slam en el año, en virtud que The Open se canceló este 2020 y su edición 149 se trasladó para el 2021.

De acuerdo al nuevo calendario, la temporada se reanudaría con el Charles Schwab Challenge, programado del 21 al 24 de mayo en el campo del Colonial Country Club en Fort Worth, Texas, claro, si la pandemia mundial del Covid-19 lo permite.

Publicidad