La USTA, organizadora del Abierto de Estados Unidos de tenis, ha informado de que ahora mismo “la posibilidad de cambiar el lugar o la fecha no está en primer plano”, aunque agrega que a mediados de junio tomará una decisión definitiva sobre la edición de este año, prevista del 24 de agosto al 13 de septiembre.

“El objetivo de la USTA es celebrar el Abierto de Estados Unidos de 2020 en Nueva York en las fechas previstas actualmente. De hecho, nuestros planes de organizar el US Open en las fechas programadas en el USTA Billie Jean King National Tennis Center en Nueva York con los aficionados, siguen en marcha”, señala en su web.

“Sin embargo, reconocemos que todos estamos afrontando un ambiente incierto y rápidamente cambiante con respecto a la pandemia, y por lo tanto hemos estado modelando agresivamente muchas otras contingencias, incluyendo escenarios sin espectadores”, agrega.

La USTA entiende que “hay mucha especulación con respecto a la planificación” para el US Open 2020. “Nos gustaría aclarar que, aunque estamos explorando todas las posibilidades en torno al torneo, la posibilidad de cambiar el lugar o la fecha no está en primer plano en este momento”, asegura.

Publicidad