Tras un par de juegazos, quedó definido el SuperBowl. Están en el Gran Juego los favoritos desde el inicio del campeonato: Rams y Patriotas.

En un auténtico juego cardíaco, donde brillaron ambos QBs, Tom Brady demostró que tiene todos los argumentos para ser el mejor de todos los tiempos y logró remontar, en menos de dos minutos y de visitante, el juego y llevar, una vez más, a los Patriotas al Super Tazón.

No obstante, el novato demostró tener grandes condiciones para los juegos importantes y logró la hazaña y faltando menos de 40 segundos puso el marcador empatado e irnos a Tiempo Extra.

Pero para el tiempo extra, Patriotas demostró por qué son una dinastía. Brady tomó el balón y con tranquilidad y 5 minutos condujo a Nueva Inglaterra al SuperBowl.

Publicidad