El club de los Cinco Copas tiene cuatro integrantes, por eso Hugo Sánchez lamenta las circunstancias que le impidieron ser el único futbolista en la historia con seis Mundiales. 

El “Pentapichichi” quería ser el hombre récord en ese rubro. 

“Yo debuté con 19 años en el Mundial 78, era el más joven de toda la Copa, y solo eso era, para mí, como ganar el Mundial que luego conquistó Mario (Kempes). Mi pena es que, por decisiones directivas, no pude haber jugado los seis Mundiales que físicamente hubiera podido jugar. 

“Estaba listo para seis, desde el 78. En el 82 no fue México. En el 86, sí estuve. En el 90, cuando mejor estaba, tampoco fuimos. Sí estuve en el 94. Y en el 98 solicité jugar un minuto para jugar mi cuarta Copa… y no me dejaron. Me quedé con tres”, expresó Hugo en la charla “El continente que amaba la pelota”. 

Hugo no perdona que los directivos mexicanos doblaran las manos en la clasificatoria rumbo al Mundial de España 1982, ya que el Hexagonal se celebró en una sola sede: Tegucigalpa. 

Mayor dolor sintió en Italia 90, Mundial al que habría llegado en el mejor momento de su carrera debido a que recién había ganado la Bota de Oro, al máximo goleador de Ligas Europeas, en la temporada 1989-90. 

No obstante, dos años antes de la justa, la FIFA aplicó una sanción ejemplar al futbol mexicano al suspenderlo dos años de toda competencia internacional, luego de que se descubrió que la Sub 20 alineó cachirules en la clasificatoria rumbo al Mundial juvenil.

Para 1998, no había cupo para él en el proyecto encabezado por Alejandro Burillo, con Manuel Lapuente en la dirección técnica.

Hugo, quien dijo que cuando anotaba en el Camp Nou daba la voltereta más alta y con más pasión al festejar sus goles, cree que los futbolistas estrella del pasado bien podrían triunfar en la actualidad.

“Los grandes jugadores pueden triunfar en cualquier época, aunque su preparación física hubiera sido otra, pero triunfarían igual”, dijo el Penta.

Publicidad