Como un regalo de cumpleaños anticipado, Rafael Nadal avanzó a los cuartos de final en el torneo de Roland Garros, al vencer por parciales de 6-2, 6-3 y 6-3 al argentino Juan Ignacio Lóndero.

A un día de cumplir 33 años, el número dos del mundo quería seguir en la defensa de su trono y el actual camino que tomó en suelo francés lo deja en claro.

Como buen campeón, el español siguió en los dos primeros sets firme con su estilo de juego al ganar por 6-2 y 6-3; para el tercero, el argentino estaba más decidido a derrocar al actual monarca; sin embargo, la experiencia de su oponente fue un peso de más y Nadal ganó la tercera manga por 6-3, con lo que se llevó el partido en un tiempo de dos horas y 13 minutos.

Para los cuartos de final, el tenista español se verá las caras con el japonés Kei Nishikori, séptimo en el ranking de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP), o el francés Benoit Paire.

Publicidad