La confirmó este lunes que se permitirá la entrada a la edición 2020 de Roland Garros a un máximo de 11 mil 500 espectadores al día que se repartirán por los tres lugares en los que se divide el complejo tenístico que acoge el ‘Grand Slam’.

Así, según indicó la FFT, diseñó “un estricto protocolo” para el ‘grande’ que se disputará del 21 de septiembre al 11 de octubre y “que garantice la salud y seguridad de todo el público presente para el torneo”.

De este modo, el recinto, que cuenta con una superficie total de casi 12 hectáreas, “se dividirá en tres lugares distintos e independientes, cada uno de los cuales integrará una pista principal numerada y las pistas circundantes”.

Te puede interesar: Equipo Renault cambiará de nombre en 2021

Su capacidad se limitará a 5 mil espectadores para la Philippe-Chatrier y la Suzanne-Lenglen, y a mil 500 para la Simonne-Mathieu. Este dispositivo excepcional permite así adaptarse a la situación de salud” añadió la FFT en su página web.

En este sentido, el organismo aclaró que los espectadores solo tendrán acceso a la zona del estadio correspondiente “a su entrada numerada” y que la colocación de las gradas “estará sujeta a un protocolo preciso” y con “un espacio de un asiento, en cada fila, entre cada grupo de compradores, que estará compuesto por un máximo de cuatro personas que deseen permanecer sentadas una al lado de la otra”.

De todos modos, la FFT confirmó que las fases previas sí se disputarán a puerta cerrada para facilitar el movimiento de los jugadores de los distintos cuadros, muchos de los cuales se están entrenando en el estadio durante esta primera semana.

Además, será “obligatorio” el uso de mascarilla para todas las personas mayores de 11 años, “en cualquier circunstancia”, se adecuará la gestión de los flujos de espectadores para asegurar “las reglas de distanciamiento físico dentro de cada uno de los sitios” y se intensificará la limpieza y desinfección de las diferentes áreas, con la instalación de dispensadores de gel hidroalcohólico “en todo el complejo”.

Roland Garros será el primer torneo que tendrá el privilegio de dar la bienvenida al público. La capacidad se ha reducido para permitir que el torneo responda en primer lugar a un imperativo, el de un torneo responsable y organizado con total seguridad”, celebró Bernard Giudicelli, presidente del organismo, en una videoconferencia.

Publicidad