Los organizadores de Roland Garros estudian diferentes escenarios ante la amenaza del nuevo coronavirus pero no está la hipótesis de una cancelación o aplazamiento de este Grand Slam (25 mayo-7 junio).

Entre las medidas analizadas está la distribución de kits de geles desinfectantes y mascarillas o la gestión de los flujos para gestionar los desplazamientos de personas en sus instalaciones. Incluso la anulación de las entradas de titulares procedentes de zonas de riesgo.

La Federación Francesa de Tenis (FFT), organizadora del evento parisino, insiste en que estudia con las autoridades diariamente las posibilidades de minimizar los riesgos de contagio.

Estamos en una instalación de trece hectáreas, que permite organizar los flujos de espectadores de manera muy diferente a un estadio de futbol”, subrayó el director general de la FFT, Jean-François Vilotte.

El año pasado, Roland Garros registró una afluencia récord de 520 mil espectadores durante su quincena. La pista Philippe Chatrier, la central, tiene capacidad para 15 mil espectadores, mientras que la Suzanne Lenglen, la segunda en importancia, puede acoger a 10 mil personas.

Según el balance oficial emitido, en Francia se registraron 577 casos positivos y 9 fallecidos.

Publicidad