Thomas, quien en 2015 hizo historia al convertirse en la primera árbitra permanente en la historia de la NFL y cuatro años después agrandó su leyenda al dirigir un partido de ‘play offs’, ejercerá en el Super Bowl como jueza de Downs.

Te puede interesar: #VIRAL: El confinamiento de Wuhan cumple un año: así es su nueva vida, en fotos

El árbitro central del crucial encuentro será Carl Cheffers, con 21 temporadas de experiencia en la NFL.

Otros cuatro miembros del equipo, el árbitro Fred Bryan, el juez de línea Rusty Baynes, el juez lateral Eugene Hall y el juez auxiliar Dino Paganelli, han trabajado al menos en un Super Bowl.

El juez de campo James Coleman también fue elegido por primera vez.

La NFL selecciona a su equipo de árbitros para el Super Bowl con rigurosos criterios de desempeño durante la temporada y un mínimo de cinco años de experiencia.

Sarah Thomas ya ha estado en cuatro partidos de ‘playoffs’.

El vicepresidente ejecutivo de operaciones de la NFL, Troy Vincent, destacó este martes el elevado nivel de Thomas.

“Sarah Thomas ha vuelto a hacer historia como la primera mujer en el Super Bowl. Su desempeño de elite y su compromiso con la excelencia le han valido el derecho de arbitrar en el Super Bowl. Felicitaciones a Sarah por este bien merecido honor”, dijo.

El Raymond James Stadium, sede del partido número 55 del Super Bowl, es la casa del Tampa Bay Buccaneers, que el domingo disputará con los Green Bay Packers el partido de Campeonato de la Conferencia Nacional (NFC).

Un triunfo les colocaría en la lucha por el título de la NFL en su propio campo.

Los Buccaneers tienen este año como gran adquisición al legendario mariscal de campo Tom Brady.

Publicidad