El Toluca de Hernán Cristante se colocó, de momento, en el primer sitio del Guardianes 2021, luego de vencer 2-0 al Necaxa, que de no ser por el guardameta Luis Ángel Malagón se hubiera llevado una goleada.

Los escarlata, sin pisar el acelerador a fondo, dominaron el encuentro pues hasta sin la pelota lucieron más peligrosos que los Rayos, que sufrieron su segunda derrota en el torneo. 

Apenas al minuto 12, Malagón lució con una vistosa atajada con la que le negó el 1-0 a Alexis Canelo, quien de parte interna había mandado una parábola que buscaba el ángulo de la portería rojiblanca. 

Al 25′, Idekel Domínguez planchó a Canelo en el área chica, falta que, después de revisarse en el VAR, fue pitada por el árbitro Jorge Isaac Rojas, y cobrada por Michael Estrada, quien colocó el esférico en la base del poste para el 1-0. 

Necaxa reaccionó a la media hora de partido, primero con un remate en el área de Ian González, y minutos después con un disparo lejano de Domínguez, que se fue por un costado. 

Para el complemento, los Rayos no le prestaron la pelota a los escarlatas, pero dejaron espacios, como al 65′ cuando Canelo llegó al área chica pero no pudo vencer a Malagón en el achique. 

Al 73′, los Rayos se quedaron con uno menos luego de que el silbante Jorge Isaac Rojas le mostró la roja a Ian González, por haber insultado; la situación se tornó aún más complicada para el conjunto de José Guadalupe Cruz que no sólo no pudo encontrar la igualada, sino que concedió el 2-0 al 94′ con un remate de larga distancia de Joao Plata.

La única buena noticia para los visitantes fue que Unai Bilbao volvió al campo luego de la aparatosa lesión que sufrió la jornada pasada cuando se cortó la rodilla tras deslizarse sobre la publicidad estática. 

Los Diablos llegaron a siete unidades para colocarse en la cima de la clasificación, con los mismos puntos que Santos Laguna.

Publicidad