El lanzamiento de un objeto o piedra provocó que se rompiera un cristal del autobús del Real Madrid a su llegada al estadio de Anfield, este miércoles para el partido de vuelta de cuartos de la Liga de Campeones ante el Liverpool.

“Es algo totalmente inaceptable y una actitud vergonzosa de un puñado de individuos”, lamentó el Liverpool antes del partido.

“Nos disculpamos sinceramente ante nuestros visitantes por todo problema que hayan tenido. Trabajaremos con la policía de Merseyside (región de Liverpool) para ver qué ha pasado e identificar a los responsables”, concluyeron los Reds.

Imágenes difundidas especialmente por las redes sociales mostraron el camión del equipo merengue, en el estacionamiento del estadio, con un cristal roto, mientras personal del Liverpool limpiaba los pedazos.

Decenas de aficionados de los Reds recibieron a los dos autobuses de la delegación madridista, con bengalas de humo rojo y cánticos.

El Real Madrid ganó 3-1 el partido de ida la pasada semana.

Publicidad