El tenis regresó en Alemania. Aunque sea con partidos de exhibición, sólo los tenistas y el árbitro principal saltaron a la pista cubierta de tierra batida; sin aficionados, sin jueces de línea, sin recogepelotas y transmitido por cámaras que eran operadas a distancia.

Te puede interesar: Nadal no entiende por qué no se puede jugar tenis

Aplicando las medidas sanitarias que exigió el Gobierno, se llevaron a cabo varios partidos en el recinto de la Academia de Tenis Base de Hoehr-Grenzhausen, cerca de Koblenz, Alemania.

Algunos jugadores portaron cubrebocas, no se saludaron de mano, no tuvieron auxiliares, ellos mismos llevaron sus propias toallas, bebida y fruta. El gel antibacterial estuvo en varias partes de la pista.

Los partidos se realizaron este viernes y pretenden seguir para el 7 y 14 de mayo en el mismo recinto.

En uno de los encuentros, Dustin Brown superó a Corentin Schmitz.

También vieron acción jugadores como Yannick Hanfmann, Johannes Haerteis, Benjamin Hassan y Jean Marc Werner.

Publicidad