Por decisión unánime, un Tribunal Colegiado resolvió en definitiva que los presidentes de los Consejos de Administración y Vigilancia de la Cooperativa La Cruz Azul son Víctor Manuel Velázquez Rangel y José Antonio Marín Gutiérrez, respectivamente, y deja fuera de la empresa a Guillermo ‘Billy’ Álvarez, quien se encuentra prófugo de la justicia.

A través de sus redes social y mediante un video con elocuente mensaje emitido por Velázquez Rangel, la cementera celebró que las autoridades hayan desechado el amparo que pretendía anular la asamblea general realizada el 29 de septiembre de 2018.

El jueves 9 de septiembre del presente año, un Tribunal Federal resolvió en definitiva que fue válida la asamblea celebrada en la fecha citada en el párrafo anterior, tal decisión excluye de la cooperativa a Álvarez, quien a través del abogado Federico Sarabia, presentó un juicio de amparo buscando ser restituido como director de la mencionada empresa.

Los nombramientos de Marín Gutiérrez y Velázquez Rangel ya habían sido declarados válidos por la Séptima Sala Civil del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, sin embargo, a pesar de los esfuerzos de Sarabia, el Primer Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito, bajo el expediente 92/2021, confirmó que Velázquez y Marín son los representantes legítimos de la Cruz Azul.

Velázquez, en un video, hizo alusión al veredicto como “una noticia histórica”, en la que “el Primer Tribunal Colegiado de Circuito que resuelve el juicio 1055/2018 del Juzgado 24 de lo Civil del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México ha decidido desechar en forma definitiva el amparo 92/2021 el cual pretendía anular los acuerdos celebrados en la asamblea general ordinaria de los socios de la Cruz azul del pasado 29 de septiembre de 2018.

“Se trata de una sentencia inapelable que da validez y legalidad a las decisiones que tomamos los socios en aquella asamblea celebrada hace casi 3 años, con una asistencia del 96 por ciento del padrón. Esta resolución también fortalece a la asamblea general extraordinaria del 5 abril de 2021, dándole plena validez y legalidad.

“Por primera vez en 13 años tenemos una asamblea ciento por ciento reconocida por la ley, pues desde el año 2009 cada junta era anulada para así mantenernos en un régimen de ilegalidad, saqueo y corrupción. En resumen, quienes querían echar abajo los acuerdos de aquel 29 de septiembre de 2018 no lo lograron, y cada nueva resolución jurídica nos vuelve a dar la razón”, expuso el titular del Consejo de Administración.

“Esta resolución es definitiva e inatacable, por lo que los esfuerzos de Sarabia Pozo –quien tiene dos órdenes de aprehensión en su contra por ostentarse falsamente como representante de la Cooperativa y por robar cemento–, han quedado sin esperanza alguna”, puntualizó.

Publicidad