Gobierno debe salario a empleados de la SEV

Empleados de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) se manifestaron en la plaza Sebastián Lerdo de Tejada para exigir el pago de quincenas pendientes y la destitución del director del área de Misiones Culturales, Sergio Téllez Galván.
Acusaron que desde la llegada del funcionario hace 10 meses hay irregularidades en los pagos de los docentes e incluso son amenazados para modificar sus esquemas de trabajo o ser despedidos.
Uno de los trabajadores, Juan Avilés Aguilar, señaló que  el encargado ha intentado modificar la forma de trabajo de los “misioneros” que imparten cursos de diferentes oficios como carpintería, panadería, electricidad entre otros, sin tener conocimiento del trabajo que realizan en comunidades rurales.
“Nos ha dicho que él no es misionero y que va de paso. Queremos que lo destituyan para que llegue una persona que sí conozca el trabajo de Misiones Culturales, porque él lo desconoce”.
Por ello, los docentes demandaron al Gobierno del estado destituir al funcionario y nombrar a quien conozca el funcionamiento de esta área, encargada de enviar maestros a comunidades rurales para impartir cursos de diversos oficios como carpintería, panadería, electricidad, repostería, entre otros.
Dijo que Téllez Galván quiere rotar a los empleados cada semana, lo que impediría darle seguimiento a los lazos que tiene con las comunidades.
“Nosotros nos ubicamos en las comunidades y damos cursos, los habitantes nos dan la vivienda y el encargado ahora quiere imponer que se trabaje una semana en una comunidad y la siguiente semana en otra, cuando lo nuestro es la interacción con la comunidad”.
A esto se suma que la SEV ha retenido los pagos de quincenas de varios trabajadores sin darle explicación alguna y que hasta el momento no ha sido rectificado.
“Tiene 10 meses en el cargo y nunca nos ha visitado, no sabe del trabajo pero exige que se hagan cambios, quiere hacer las cosas a su manera e incluso quiere desconocer desaparecer Misiones Culturales, a pesar de que tienen una antigüedad de 94 años”.
Carpin