Sergio Hernández, el bailador aplastado en las urnas

Anuncios
Anuncios

Ni siquiera los excesos de recursos, sus bailes con la Sonora Dinamita o Los Ángeles Azules, la movilización de votantes con taxistas o la presión a los trabajadores del Congreso local, le sirvieron al candidato a diputado local Sergio Hernández Hernández para poder reelegirse uninominalmente.

Autoconsiderado como un “estadista”, “un líder” y “un político de altura”, la realidad es que los recursos excesivos que tuvo a su disposición hicieron más fuerte la caída al ver que en las urnas fue derrotado por una candidata de MORENA que todos daban como perdedora, como es el caso de Ana Miriam Ferrárez Centeno.

“Sergio el bailador”, se dio cuenta, que ni usando un presupuesto de más de 600 millones de pesos del Congreso local para promover su imagen, ni abriendo más de 200 casas de enlace le sirvió para posicionarse en el ánimo del electorado, por el contrario, causó rechazo.

Y es que Sergio Hernández era un completo desconocido en la política, previo a su cargo como diputado local, y aún después de ello, al llegar el día de la jornada electoral muchos xalapeños no sabían quién era, pues sólo se ha destacado por ser falto de intelecto parlamentario.

Apenas hace un par de semanas, aseguró que iba arrasar en la elección, y que nuevamente sería el coordinador del Grupo Legislativo del PAN, ya se sentía ganador y con ello, dueño del presupuesto del Congreso local.

Sin embargo, algo ya temía, pues la semana previa a las elecciones todo el personal del Congreso fue obligado a asistir al salón del sindicato de ese poder, la cual fue convocada por su dirigente José de Jesús Rodríguez donde amenazó a los trabajadores a votar por el PAN.

Ahí el líder sindical, reconoció que antes era priista y que ahora era panista, y por tanto todos debían hacerle caso y salir a votar por Sergio Hernández junto con sus familias, amigos y vecinos.

Pero ni siquiera toda esa presión le sirvió al diputado panista para poder reelegirse quien fue barrido por la candidata de MORENA, Ana Ferráez.

Sergio Hernández organizó bailes con Los Ángeles Azules y la Sonora Dinamita para tratar de lograr la simpatía del electorado, pero los xalapeños lo rechazaron, y a pesar de que compró miles de votos fue descalificado en las urnas.

Sergio Hernández desafia al Poder Judicial

Después de este fracaso, el diputado panista quedó aturdido y dijo que el Poder Judicial de la Federación viola la autonomía del Poder Legislativo, el cual ordenó a esa soberanía proceda a despenalizar el aborto.

Sin embargo, la ignorancia de Sergio Hernández es evidente porque desconoce las facultades y atribuciones constitucionales de cada Poder, entre las cuales se encuentra reorientar y hacer cumplir los omisiones de las otras autoridades de la Unión.

El diputado Sergio Hernández Hernández bailó mucho, ahora no podrá resistirse, con la soberbia que le caracteriza, a las auditorías que harán a su gestión porque vendrán a fondo, y todo aquello que en su momento destapó la diputada panista Cinthya Lobato desvelará su verdadera altura política y desmedida ambición económica.

“Sergio el bailador” se echará un mal danzón en los próximos meses.

Publicidad