Productos de limpieza, alimentos y productos de cuidado personal fueron las categorías donde los consumidores mexicanos decidieron ahorrar unos cuántos pesos y migrar a marcas económicas en la ‘nueva normalidad’, reveló una encuesta de EY México.

“El 70 por ciento de los consumidores mencionó que esta gastando menos, y no necesariamente que consume menos, hay algunos que han migrado hacia marcas más baratas. Una historia que varía por categoría”, dijo este miércoles en conferencia Ángel Estrada, vicepresidente de la práctica de estrategia EY-Parthenon .

Te puede interesar: La economía informal en México genera casi una cuarta parte del PIB 

En promedio, cuatro de cada 10 consumidores migró a marcas económicas, siendo la de productos de limpieza la de mayor conversión, con el 53 por ciento de los usuarios, seguido de alimentos del diario como leche y quesos con 44 por ciento; productos de cuidado personal y carne con 38 por ciento, e inclusive productos de farmacia y bebidas no alcohólicas con 37 por ciento.

Hacia la ‘cuesta de enero’ vislumbran que la tendencia podría mantenerse, o incluso acrecentarse, pues el consumidor ya viene presionado de los bolsillos.

“Parte del comportamiento del 2021 que vamos a ver es el efecto que hemos tenido, donde una gran parte de los consumidores venimos cargando una loza pesada, y eso repercutirá, principalmente en la cuesta de enero, y mantendrá estas estrategias para preservar las cantidades que compra con marcas más baratas”, refirió Estrada.

Agregó que será interesante la repercusión a largo plazo, si el consumidor se queda en el uso de esas marcas propias, o si una vez estabilizada la economía regresan a las habituales.

Publicidad