(SPI / Kaleydoscopio).- El cinturón de seguridad hace honor a su nombre y su uso permanentemente a bordo de coches y otros automotores es la misión desde hace unos tres años de la asociación El Tigre Casanova.

La organización nació tras el accidente automovilístico del joven Alejandro González Casanova El Tigre, quien perdió la vida por no llevar puesto el cinturón de seguridad.

Es liderada por Verónica Casanova y tiene como objetivo llevar por todos lados orientación y alertar de los riesgos de no tomar precauciones al conducir, específicamente al no usar el cinturón de seguridad.

Verónica Casanova tiene el objetivo de hacer llegar su “experiencia de vida a todas las personas posibles, mediante campañas de prevención de accidentes y la importancia del uso del cinturón de seguridad, su misión es salvar vidas”.

Cifras alarmantes

La Organización Mundial de la Salud tiene como primera causa de muerte mundial en jóvenes de entre 15 y 21 años a los accidentes automovilísticos, en los que 90% no usaba el cinturón de seguridad, lo anterior corresponde a la segunda causa de muerte entre niños de cero a cinco años.

“Habiendo vivido una situación tan dolorosa como la pérdida de Alejandro, decidí salir al mundo y contar mi experiencia, con el afán de mover corazones, despertar conciencia y salvar vidas, esa es la misión de todo el equipo de El Tigre Casanova”, comentó.

La campaña “Salva un corazón, usa cinturón” se mantiene con el hashtag “#Póntelo” desde 2014 en redes sociales.

Publicidad