La banca reconoció que hay una “ocurrencia desafortunada de fraudes telefónicos y de otro tipo de defraudaciones”, particularmente en el entorno digital y cibernético que han afectado a sus clientes, por lo que puso en marcha una campaña masiva para promover acciones con el objetivo de evitar ser engañados por la delincuencia.

Luis Niño de Rivera, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), explicó que la campaña “Protégete que no te engañen”, es una campaña gremial de todas las instituciones y todos los asociados de la ABM, que inició el 9 de noviembre, precisamente el día del Buen Fin, con una inversión de tres millones de pesos.

“La idea es orientar a los clientes para que puedan prevenir fraudes en llamadas, en mensajes, por correos electrónicos, en todo lo que representa la posible suplantación de identidad o a través de engaños”.

Te puede interesar: Pese a la recaudación tributaria, el crecimiento económico permanece desfavorable

Adicionalmente, para prevenir el fraude telefónico piden a sus clientes estén alertas porque la llamada que pretende ser del banco puede que no lo sea.

En el periodo enero-septiembre indicó los reportes de fraudes que tienen vía la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef)  es que se registraron reclamaciones totales de 8.6 millones por un monto total de 25 mil 300 millones de pesos.

De esos 8.6 millones de reclamaciones, el 61 por ciento se ha resuelto a favor de los clientes, el 22 por ciento se ha resuelto a favor del banco, y el 17 por ciento todavía está pendiente.

De los montos, 34 por ciento se ha resuelto a favor de los clientes y 44 por ciento se ha determinado que son improcedentes, que es a favor del banco. Pendientes queda un 22 por ciento.

Por ello, afirmó en número de reclamaciones y en monto los bancos si han dado respuesta a sus clientes “no sólo rápida, sino efectiva determinando a quien asiste la razón, por consiguiente, debemos de pasar a medir qué representa esto, 8.6 millones en número de reclamos representa el 0.3 por ciento del total de transacciones que hacemos en la banca todos los días. Esto es que ni siquiera llega a la mitad del 1 por ciento”.

“La banca sí trabaja para resolver los problemas que tienen los clientes”, afirmó.

Publicidad