La llegada de Joe Biden a la Presidencia de Estados Unidos en 2021 será mejor para la economía mexicana, coincidieron economistas en jefe de los principales bancos del país.

En entrevista con El Financiero, Carlos Serrano, economista en jefe del grupo financiero BBVA, indicó que se anticipa un mejor desempeño de la economía mexicana con Biden como mandatario en EU.

“Con Donald Trump el riesgo de amenazas arancelarias, aún con argumentos no relacionados al comercio, estaba siempre presente. Además, Trump se oponía con mayor fuerza a que las empresas estadounidenses invirtieran en México y centraba su atención en la relación con el país en temas migratorios. Biden lo hará más en temas económicos”, explicó.

En su opinión, en la parte energética se prevé que el próximo presidente de EU impulse una política de energía más sustentable lo que generará presiones a México para moverse hacia energías más limpias

“Lo cual no solamente será bueno para el medio ambiente, sino también para la economía ya que se trata de energías más baratas”, agregó.

Te puede interesar: Si gana Biden, México podría dejar de ser el principal socio de EU

En el caso de los mercados financieros, parece coincidir con la visión de que Biden es mejor para México lo cual puede constatarse con la apreciación del peso desde que se hicieron evidentes las proyecciones de que Trump perdería los comicios.

Para Mario Correa, economista en jefe de Scotiabank México, con el triunfo de Biden regresará la civilidad.

“Los problemas que enfrenta Estados Unidos y el mundo ahí siguen, pero veo en Biden por lo menos el regreso a esa civilidad tan necesaria para la cooperación que se requiere para que las economías y las relaciones internacionales funcionen mejor”, señaló.

Otro tema central para México, coincidió, es que la agenda energética de Biden, que va hacia las energías limpias y renovables, en sentido opuesto a la estrategia de la actual administración en México, lo que podría significa ciertas presiones y cambios en el futuro.

En el caso del peso y si se fortalecería aún más con este resultados, indicó que es “difícil de contestar. Creo que los mercados financieros en lo general han estado muy positivos porque uno de los principales elementos de incertidumbre, que era el proceso electoral de Estados Unidos con múltiples posibles consecuencias, ya se disipa. Todavía hay muchos problemas y riesgos en el entorno, que me inclino a pensar seguirán produciendo volatilidad”.

Publicidad