La empresa Volkswagen se declaró hoy culpable de tres acusaciones en un escándalo por la alteración de emisiones de sus autos, por lo que pagará multas e indemnizaciones por 4.3 mil millones de dólares, informó hoy una fuente oficial.

El Departamento de Justicia señaló que la automotriz admitió la culpabilidad por sus acciones para vender casi 600 mil vehículos diésel arreglados para pasar de manera fraudulenta las pruebas de emisiones de gases de Estados Unidos, así como de obstruir la justicia.

Del total que pagará Volkswagen, 2.8 mil millones de dólares corresponden a la multa criminal y 1.5 mil millones de dólares a un conjunto de resoluciones civiles relacionadas con casos ambientales, aduanales y financieros.

La empresa aceptó su culpabilidad de participar en una conspiración para defraudar a Estados Unidos y a sus clientes en este país, al violar la ley del aire limpio y mentir sobre el cumplimiento de los requerimientos ambientales de sus autos VW, Audi y Porsche.

Se estima que más de medio millón de automóviles vendidos en Estados Unidos contenían un programa de computadora que simulaba cumplir con los estándares del aire limpio, cuando en realidad arrojan emisiones contaminantes por encima del límite legal.

Volkswagen reconoció desde 2015 haber instalado en 11 millones de automóviles con motor diésel un “software” que daba falsos niveles de emisiones y permitía hacer trampa en las pruebas de contaminación.

Publicidad