Las Afores Azteca y Coppel recibieron una evaluación negativa para sus Sociedades de Inversión Especializadas en Fondos para el Retiro (Siefores), por enfrentar desventajas de personal y en sus procesos de inversión, además de cobrar altas comisiones, señaló la empresa de análisis Morningstar.

Al dar a conocer su Informe de Clasificación Analista de las Siefores, expuso que, en sentido opuesto, las Afores que obtuvieron una evaluación de Bronce”, en el que la mayor parte de los pilares evaluados resultaron positivos fueron: Afore Banamex, Profuturo y Sura.

Las Administradoras con un grado “Neutral” son Afore Inbursa, Invercap, Metlife, Pensionissste, Principal y XXI Banorte; mientras que en Negativo colocó a Azteca y Coppel. Con este informe, Morningstar pretende brindar diversa información con el propósito de que los ahorradores del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) tengan más elementos para evaluar el comportamiento de su Siefore.

Anuncios

El informe indica que “Afore Azteca enfrenta varias desventajas de personal y proceso de inversión que afectan a la calidad de sus inversiones”, luego de que en 2016, sufrió un episodio de rotación de personal en su ya de por sí pequeño equipo y la Afore está autorizada a invertir en el menor número de clases de activos y herramientas que las otras Afores.

“Las áreas que necesitan mejorar de forma evidente, junto con las comisiones elevadas, respaldan la Clasificación Analista Morningstar de las Siefores Básica 1 a 4 de Azteca”, indicó la firma.

Subrayó que además de los recursos limitados de la Afore, cobra una de las comisiones más altas: cada Siefore tiene un precio de 1.10 por ciento.

“Esto ha mermado el rendimiento, que de por si no es impresionante. Los rendimientos totales y ajustados por riesgo de las Siefores tienden a situarse por debajo de sus competidores en la mayoría de los años desde 2007. Azteca ofrecería un mejor servicio a los ahorradores reduciendo las comisiones y reforzando su equipo y sus capacidades de inversión”, subrayó.

Sobre Afore Coppel, la firma destacó que las Siefores que ofrece esta administradora “tienen varias desventajas en comparación con las de sus competidores. Un equipo relativamente pequeño, comisiones altas y un conjunto limitado de herramientas de inversiones respaldan la Clasificación Analista Morningstar Negativa de las Siefores Básicas 1 a 4 de Afore Coppel”.

Subrayó que Afore Coppel también carece del uso de herramientas clave de gestión de cartera. A diferencia de la mayoría de los competidores, no tiene la capacidad de utilizar derivados, que pueden ser una herramienta útil para gestionar el riesgo. Los swaps de tasas de interés, por ejemplo, permitirían al equipo modificar más eficientemente la duración de la cartera, un factor clave en el rendimiento de la deuda.

Sin dicho derivado, las duraciones deben gestionarse mediante la compra y venta de bonos individuales.

Sin embargo, cada transacción supone un costo y, teniendo en cuenta las ya elevadas comisiones de la Afore, cualquier costo adicional tendría un efecto negativo en el rendimiento de las Siefores, puntualizó la firma.

Publicidad