Pese a que el interés de los mexicanos por ahorrar para el retiro creció, sus principales prioridades son el hogar o el pago de deudas, en tanto que la jubilación ocupa el quinto lugar, destacó Willis Towers Watson.

En un comunicado señaló que la prioridad de los trabajadores son los gastos generales del hogar (59%), seguido del ahorro (52%), pago de deudas (49%) y entretenimiento y recreación (48%), de acuerdo con la encuesta Expectativas del Retiro para México.

La compañía de asesoría, corretaje y soluciones dijo que en la encuesta, realizada entre 994 empresas, para los trabajadores de más de 40 años sus mayores preocupaciones financieras son enfrentar el día a día, su presente, y su futuro.

Destacó que en este sentido contar con una jubilación segura se ha convertido en un tema más importante para los empleados de todas las edades, lo que se incrementó en los últimos dos y tres años, de 50 a 79 por ciento.

Dijo que aunque la confianza en lograr un plan de jubilación ha disminuido con el tiempo, muchos esperan trabajar más allá de los 65 años (51 por ciento de los hombres y 42 por ciento de las mujeres).

Actualmente refirió que los empleados valoran mucho sus planes de jubilación, por lo que las empresas con programas generosos se benefician con vínculos más fuertes en la atracción y retención del talento y, de hecho, para 65 por ciento de ellos el plan de jubilación es su principal método de ahorro para el retiro, apuntó.

En promedio, para 57 por ciento de los empleados los planes de retiro satisfacen sus necesidades; para 41 por ciento es una de las razones por la que se unió a la empresa, y para 49 por ciento uno de los motivos por el que se quedarían en la compañía.

Respecto al apoyo gubernamental para el retiro, 72 por ciento considera que cuando se jubile, la Seguridad Social será mucho menos generosa de lo que es ahora, 60 por ciento piensa que los beneficios médicos serán peores y 71 por ciento prevé que estará peor que sus padres.

Con relación a contar con suficientes recursos para el Retiro, el estudio expuso que en más de la mitad la confianza ha disminuido para lograrlo en un plazo de 15 años, en este caso las mujeres son las más desconfiadas, porque no se sienten seguras de vivir cómodamente después de la jubilación.

De acuerdo a la encuesta de Willis Towers Watson, la mayor parte de los empleados asegura que utilizan de vez en cuando las herramientas y aplicaciones en el celular e internet para ayudarse a administrar sus finanzas.

Finalmente, explicó que 69 por ciento de los encuestados planea seguir trabajando por un tiempo adicional antes de jubilarse totalmente; además, destaca que los empleados más jóvenes tienen expectativas de jubilación a edades más tempranas.

Publicidad