Las plataformas de hospedaje que ofrecen sus servicios a través de internet comenzarán a retener a partir de este jueves el Impuesto Sobre la Renta (ISR) a los anfitriones de las propiedades, esto como parte de las modificaciones al Código Fiscal de la Federación.

Empresas digitales, como Airbnb, deberán retener desde el 2 y hasta el 10 por ciento a quienes renten sus inmuebles a través de su plataforma. Los anfitriones, además, deberán realizar las declaraciones correspondientes antes las autoridades fiscales.

Te puede interesar: El SAT viene con todo: expertos prevén que fiscalización en 2021 será más profunda y aguda 

Según las modificaciones al artículo 113-A de la Ley del Impuesto sobre la Renta, se aplicarán distintos porcentajes de retención dependiendo del monto total que perciban las personas físicas por conducto de las plataformas.

Por ejemplo, si un anfitrión de Airbnb tiene un ingreso mensual de hasta 5 mil 500 pesos, la tasa de retención será del 2 por ciento; si factura por servicios de hospedaje hasta 15 mil pesos, el impuesto será del 3 por ciento. En caso de que el anfitrión ingrese hasta 35 mil pesos por la renta de un inmueble a través de las plataformas de hospedaje, el ISR será del 5 por ciento. Y para facturaciones de más de 35 mil pesos, la retención será el equivalente al 10 por ciento.

Publicidad