El memorándum que envió el presidente López Obrador a miembros de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), donde les pide alinearse para fortalecer a Pemex y CFE, atenta contra su autonomía y la competitividad, alterando la confianza del sector privado, señaló Gustavo De Hoyos Walther, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

“El respeto al Estado de derecho y la independencia de los órganos reguladores, es fundamental para la inversión y el desarrollo. El Memorándum Energético (después educativo) que emitió el presidente López Obrador no está por encima de la ley y las atribuciones de los organismos”, escribió en Twitter.

Te puede interesar: México tiene reservas probadas de petróleo para 10 años

Tras conocerse la solicitud que el Jefe del Ejecutivo hizo a los reguladores, el sindicato patronal consideró que repercute en la seguridad y la calidad de los productos para el consumidor final.

“La Coparmex llama al Gobierno Federal a respetar la ley e impulsar el sector energético, pero sin controlarlo. Urge garantizar el marco normativo para dar certidumbre a las inversiones que está haciendo la Iniciativa Privada, para buscar así un verdadero crecimiento que permita la recuperación económica del país”, señaló De Hoyos en un posicionamiento posterior.

Para Manuel Molano, economista en jefe del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), la solicitud del presidente resulta más sencillo que un proceso de contrarreforma, que podría implicar para el país costos económicos y violaciones al T-MEC.

“El presidente sabe que habrá un efecto (si presenta una nueva reforma), entonces lo que le parece más fácil es presionar a los órganos reguladores. Al final, lo que ha hecho es vulnerarlos, romper todos los controles, todas las cerraduras, abrir todas las puertas posibles para poner a incondicionales del régimen, más allá de gente con preparación técnica”, dijo quien también es asesor de HR Ratings.

Publicidad